¡Aquí está el gigante!

América sepulta definitivamente una época de crisis al obtener el Bicampeonato de Copa en 1965 ante Morelia; sería el preludio del asentamiento de un equipo protagonista

logo

Para la década de los 60's, el Club América luchaba por sacudirse definitivamente la época de vacas flacas y la crisis vivida en los años previos. Ya con mucha más estabilidad después de la adquisición del conjunto por parte de Don Emilio Azcárraga Milmo, los azulcrema veían la luz al final del túnel después de un lapso en el que incluso, la escuadra americanista estuvo al borde de la desaparición.

Entrando ya a mitad de la década, los capitalinos empezaron a dar señales de vida y los primeros resultados de la gestión del directivo Guillermo Cañedo serían evidentes por entonces. El título de la Copa México 1963-1964 entraba ya a unas vitrinas que, por aquel entonces, estaban muy necesitadas de logros.

Para la siguiente campaña, América necesitaba demostrar que su proyecto iba en serio y no se trataba de cualquier casualidad. Así, el conjunto azulcrema repetiría en la Final de Copa que el 7 de marzo de 1965 se jugaba en el Estadio Olímpico Universitario ante Morelia.

Publicidad

El conjunto michoacano, con la figura del entonces goleador uruguayo Carlos Miloc, se erigía como la última amenaza para impedir que el América refrendara su corona en la Copa México, pero los entonces dirigidos por Alejandro Scopelli borrarían cualquier duda.

Javier Fragoso abrió el marcador a los 21’ y lo extendería hasta el segundo tiempo, específicamente a los 50’. Vavá haría oficial la goleada 5 minutos después y cerraría el marcador a los 63’. Sí, un 4-0 que sepultaba cualquier incertidumbre sobre la solidez de un nuevo América, ahora ya Bicampeón y que logró su quinto título de este certamen, dominio que se mantendría por varios años.

Y en efecto, el Club América levantaba la mano ya como un equipo protagonista en el futbol mexicano que llevaba ya prácticamente 20 años como balompié profesional. Sería el preludio para lo que vendría, incluyendo el primer título de liga en la nueva era, meses después y, posteriormente, iniciar una hegemonía que se mantiene hasta nuestros días. 

Publicidad