Siempre hay más de una primera vez

El primer título de Carlos Reinoso, la primera Final del Estadio Azteca. América se coronó en 1971 en la Primera Liguilla del futbol mexicano

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

La Liga Mexicana de Futbol dio un vuelco importante para la campaña 1970-1971: a partir de entonces, el Campeón del balompié nacional sería definido en formato de Liguilla en lugar de proclamar a aquella escuadra que a lo largo del calendario regular acumulara la mayor cantidad de puntos.

Había pasado el Mundial de México 1970 y la Liga asimilaba poco a poco el nuevo esquema en esta competencia. Sería un campeonato muy especial y que arrojaba al Club América y al Deportivo Toluca como los dos equipos elegidos para jugar la primera Liguilla en la historia de esta competencia. Las Águilas finalizaron la Fase Regular con 44 unidades cosechadas, una más que los mexiquenses, lo que les dio el derecho a recibir la Gran Final en casa, en el Estadio Azteca.

La ida en la capital del Estado de México mostró la paridad entre ambas escuadras; un 0-0 que dejaba todo en suspenso para la vuelta, celebrada el 1 de agosto de 1971.

Un intrépido, versátil y talentoso chileno proveniente del Audax Italiano abriría el marcador en el encuentro. Carlos Reinoso pondría el primero a los 13’ y Horacio López Salgado cerraría la cuenta. El 2-0 le daba al Club América su segundo título de la era profesional.

Esta corona significó mucho más para el conjunto de Coapa que se llevaba la primera Liguilla del futbol mexicano, sería también el primer título de Carlos Reinoso en el país y también, la primera Final en el Estadio Azteca, que veía también a su primer conjunto local llevarse la corona.