El día que Cuauhtémoc conquistó Colombia

TelevisaDeportes.com trae para ti la serie 100 años, 100 momentos del Club América como parte del festejo del Centenario de las Águilas. En esta entrega: América de México eliminó en la Copa Libertadores al América de Cali en una noche en la que Cuauhtémoc Blanco tornó amenazas de muerte por aplausos en el mismísimo Campín de Colombia

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

Estadio Azteca, 2 de mayo de 2000. El América disputaba los Octavos de Final en su segunda incursión en la Copa Libertadores y lo hacía frente a uno de los conjuntos insignia de Colombia en aquel entonces: el América de Cali.

Los “Diablos Rojos”, favoritos naturales para avanzar a Cuartos de Final, perderían por 2-1 en la ida de la Llave frente a unas Águilas, que en esas alturas (al igual que el resto de equipos mexicanos) eran consideradas “ajenas” al certamen más prestigioso del continente. Cuauhtémoc Blanco anotaría gol de último minuto para darle al conjunto norteamericano el triunfo en el primer duelo.

El resultado ocasionó una atmósfera no solamente enrarecida, sino también sumamente adversa para la revancha que se disputaría no en Cali, sino en El Campín, la catedral del futbol colombiano, ubicada en la capital Bogotá. Algunos jugadores empezaron a calentar a Cuauhtémoc Blanco al término del partido en el Azteca, pero medios de comunicación y afición en Colombia se encargaron de acrecentar exponencialmente la hostilidad. En los siguientes días, se hicieron públicas varias amenazas de muerte a los jugadores azulcrema, especialmente a Blanco.

Las dudas parecían surgir en el conjunto mexicano, que le quitó el invicto a los de Cali en la Copa Libertadores, sobre todo en una época en la que la violencia azotaba al país cafetalero. Aunque se especuló (e incluso se sugirió) que Cuauhtémoc Blanco no hiciera el viaje para jugar la vuelta, las Águilas aterrizaron completas en Bogotá donde, al bajar del avión, las amenazas cobraron un tono mucho más serio.

El 10 de mayo de 2000, los dirigidos por Alfio Basile visitaban a unos “Diablos Rojos” no “hicieron los honores”, sino que intentaron volver un infierno el Campín ante la presencia de las Águilas.

La afición local hizo válidas las amenazas de muerte que Cuauhtémoc había acusado de los jugadores de Cali y se vieron varios ataúdes en las gradas. Blanco se creció ante la hostilidad y a los 12 minutos silenció todos los insultos al abrir el marcador con gol de tiro libre.  A los 28’, el atacante oriundo de la Ciudad de México conectó cabezazo para poner el 2-0 y, ya en el segundo tiempo, firmó su triplete a los 76’.

América de Cali 2-3 América de México (3-5 el global), todos los goles mexicanos en Colombia fueron obra del elemento bajo amenazas, el último tanto volvió a silenciar al Campín solo para que minutos después retomara el ruido, esta vez para aplaudir y reconocer a la visita y, muy en especial, a Cuauhtémoc Blanco, quien se detuvo a saludar y a recibir las ovaciones de los fanáticos locales momentos antes de abandonar la cancha.

Las Águilas estaban en Cuartos de Final, donde se medirían al Bolívar de Bolivia, aunque eso pasaba a segundo plano en aquella noche de mayo, cuando un emperador mexicano se enfrentó a la adversidad y tornó las amenazas en aplausos. Cuauhtémoc conquistó Colombia y solamente quedó un América en América.