América renace con Diez Barroso

TelevisaDeportes.com trae para ti la serie 100 años, 100 momentos del Club América como parte del festejo del Centenario de las Águilas. En esta entrega: En 1981 Emilio Diez Barroso se convierte en presidente del América y con él llegan uniforme, apodo e himno nuevos, además de Carlos Reinoso al banquillo

logo

El año de 1981 fue clave para el América porque el propietario del club decidió darle un giro total al equipo y la apuesta resultó la más exitosa en su historia.

La medida adoptada fue la designación de Emilio Diez Barroso como presidente. Y éste tomó cuatro decisiones inmediatas que resultaron más que trascendentes.

Es cierto que tres de esas disposiciones fueron estrictamente administrativas pero se convirtieron en la gran imagen del que sería el mejor equipo en los 100 años del club.

Publicidad

Hablamos del uniforme, el apodo y el himno. En temas futbolísticos fue la llegada de Carlos Reinoso lo que dio rumbo exitoso al nuevo proyecto.

Del plumaje hablamos en el capítulo anterior y solo cabe recordar que su diseño es el más icónico del club.

También llegó el nuevo apodo, el de Águilas, el más representativo en la actualidad. Los motes de Canarios, Millonetas y Cremas todavía se utilizan pero en nuestro país América es sinónimo de Águilas.

Publicidad

El himno fue creado para alegrar el oído de los americanistas. En el Estadio Azteca es infaltable su interpretación y todos los aficionados al equipo conocen a la perfección la letra. Así que "... ¡noooo teeee detengaaaas, tú seráááás el caaaampeóóóóóóón!..."

Y en el tema cancha la decisión de que Carlos Reinoso dirigiera al club desde 1981 terminó por rodondear lo que pretendía la nueva directiva americanista. Porque el "Maestro", quizá el mejor jugador que ha vestido el uniforme azulcrema, también fue importantísimo como técnico.

Con Reinoso el equipo fue espectacular en los primeros años de la década del 80, impuso récords de triunfos y de goles anotados, y le ganó la Final del Siglo al Guadalajara, ni más ni menos.

Y todos esos detalles que hicieron del nuevo América el mejor de su historia fueron gracias a Emilio Diez Barroso. Por eso, la llegada del directivo en 1981 forma parte de los momentos más importantes en el Centenario del club.