Águilas de mundo

TelevisaDeportes.com trae para ti la serie 100 años, 100 momentos del Club América como parte del festejo del Centenario de las Águilas. En esta entrega: América volvió a poner en alto el nombre de México en 2007 en la Copa Libertadores, incluso con adversidades de calendario

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

En 2007, América vivió una temporada álgida al representar por quinta ocasión a México en una Copa Libertadores. El conjunto azulcrema refrendaría el compromiso al dar una actuación destacada en Sudamérica y, de paso, darse el lujo de llegar a la Final de la Liga MX.

Dirigidos ya por Luis Fernando Tena, las Águilas maravillaron (por enésima ocasión) al territorio de la Conmebol. Desde la creación de la Primera Fase (o Repechaje) del certamen más importante del continente, los equipos mexicanos han sufrido de más para lograr clasificar a la instancia de Grupos. El América demostró su grandeza al sortear sin problemas la eliminatoria.

Un referente peruano, el Sporting Cristal, sería el primer rival de los emplumados en la Copa Libertadores. Un 5-0 en el Estadio Azteca durante la ida finiquitó todo para que la escuadra americanista se ubicara prácticamente desde la ida en el Grupo 1 del certamen sudamericano.

El pelotón sería uno de los más complicados de la justa, con un Libertad (Paraguay) catalogado como uno de los mejores de su historia, un Banfield (Argentina) que forjaba los cimientos para lograr el único título de su historia hasta el momento en el balompié pampero y El Nacional (Ecuador), proclamado Campeón apenas el año anterior en su liga.

América debutó justamente en casa de la llamada “Máquina” ecuatoriana. En Quito, las Águilas volaron para ganar 2-1 en su primer partido, aunque su primer encuentro en el Estadio Azteca no resultó según lo esperado con un revés de 4-1 ante Libertad.

Justo cuando parecía que el barco americanista se desmoronaba antes de tiempo, vino una reacción oportuna: el Banfield argentino pagó los platos rotos y los de Coapa se despacharon con un 4-0 que los metería a la pelea por alcanzar un puesto en los Octavos de Final. Banfield recuperó terreno en casa en lo que sería la última derrota del conjunto mexicano en Fase de Grupos para que, después, las Águilas vengaran la afrenta ante Libertad en Asunción y llevarse un 2-1 muy valioso y sería de hecho el único revés del “Repollo” en esta instancia.

En un encuentro dramático celebrado el 18 de abril de 2007, América sellaría su pase a la siguiente ronda con un triunfo de 2-1 ante El Nacional.

Para los Octavos de Final, los mexicanos se toparon con un grande de Chile: nada más y nada menos que el Colo Colo. En una época en la que los tiempos con la liga local apretaban, los azulcrema dieron una cátedra el 2 de mayo en el Estadio Azteca. El “Cacique” salió de la Ciudad de México con una desventaja de 3-0, irreversible para la vuelta de la siguiente semana.

América se ubicó entre los 8 mejores del continente, aunque se dieron el lujo de hacer la vida imposible al Santos de Brasil. Las Águilas fueron obligadas a jugar Cuartos de Final de la Copa Libertadores y Semifinales de la Liga ante Chivas en días consecutivos (16 y 17 de mayo respectivamente). El odiado rival, entonces Campeón de la Liga MX mordió el polvo ante el poderío de los dirigidos por Luis Fernando Tena quienes, con el ahogo del calendario, se vieron en la necesidad de mandar un equipo incompleto a Brasil para la vuelta ante Santos. Aún así, un gol de Daniel Bilos puso a temblar a toda Villa Belmiro que acabó reconociendo la calidad del conjunto mexicano, diezmado y que un año después, sin el problema del calendario, cobraría su revancha ante el equipo que Pelé hizo grande.

América volvió a cimbrar bases del futbol sudamericano y demostró que los colores azul y crema pueden sobresalir mucho más allá de las fronteras de América del Norte.