Las Águilas africanas

TelevisaDeportes.com trae para ti la serie 100 años, 100 momentos del Club América como parte del festejo del Centenario de las Águilas. En esta entrega: Francois Omam Biyik y Kalusha Bwalya marcaron época en América a pesar de su corta estancia

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El camerunés Francois Omam Biyik y el zambiano Kalusha Bwalya en poco tiempo dejaron su marca en América. El delantero y el mediocampista fueron el sello especial de las Águilas de Leo Beenhakker y, por supuesto, fueron la razón por la que ese equipo sea recordado como el de las Águilas africanas.

Fue en el verano de 1994 cuando Biyik y Kalusha llegaron a México. Y el primer semestre fue espectacular, con el holandés en la banca y los africanos en el campo, además de Joaquín del Olmo, Luis Roberto Alves "Zague", un joven Cuauhtémoc Blanco y otros tantos.

Fue un equipo que goleaba y gustaba. Biyik y Kalusha se adaptaron inmediatamente al futbol mexicano para que el apodo de 'poderosas Águilas' fuera más apropiado que nunca.

Porque América recibía un gol y respondía con un racimo de ellos. Kalusha los fabricaba y Biyik los firmaba, así de fácil.

El camerunés deleitó con su olfato goleador: anotaba casi en cada partido y lo hacia de cabeza, con la derecha o con la izquierda. Su gol a Chivas en el Clásico de noviembre del 94 en el Estadio Jalisco y su habitual festejo a lo "Macarena" con Del Olmo es lo que se le viene a la mente al aficionado americanista cada que lo recuerda.

El zambiano aportaba la clase en el mediocampo, además de certeros misiles de larga distancia. También le anotó un par de goles a Chivas, aunque su increíble falla ante Cruz Azul en una Liguilla es su estampa más reconocida.

Biyik estuvo dos años y Kalusha tres, pero esa corta estancia bastó para que los africanos formen parte de los 100 momentos del Club América. Su único pero, sin ser responsables de ello, fue la falta de títulos con la institución.