¿Quién es Dietmar Hopp y por qué el odio de la Bundesliga?

El duelo entre el Hoffenheim y el Bayern Múnich fue suspendido por insultos al dueño de los de Sinsheim.

logo

Un suceso bochornoso ocurrió este sábado en la Jornada 24 de la Bundesliga cuando el encuentro entre el Hoffenheim y el Bayern Múnich fue suspendido debido a la aparición de mantas insultantes en contra del dueño del conjunto de Sinsheim, Dietmar Hopp.

Esta no es la primera vez que Hopp recibe insultos en la Bundesliga ya que aficionados del Borussia Mönchengladbach y el Borussia Dortmund ya habían arremetido en contra del empresario, incluso, fanáticos del Dortmund están impedidos de viajar con su equipo a Sinsheim por los próximos tres años.

¿Por qué hay tanta animadversión hacia Hopp? ¿Quién es la persona más odiada de la Bundesliga hoy en día?

-Un empresario sobresaliente

Publicidad

Dietmar Hopp es uno de los fundadores de la empresa alemana SAP, que es el tercer grupo más fuerte del mundo dedicado al impulso y creación de productos informáticos. En Europa, es la empresa más importante en su rubro. La fortuna de la cara visible de SAP se estima en casi 5,300 millones de Euros.

Como cabeza de una de las grandes productoras de informática en el mundo, Hopp está constantemente expuesto a los medios de comunicación en Alemania e, incluso, a intromisiones en su vida privada.

-Un equipo de la nada

El TSG Hoffenheim tiene 120 años de vida, casi todos pasados en la penumbra. Contrario a lo que se pienssa, Hoffenheim no es una ciudad sino un sector de una localidad llamada Sinsheim, de apenas 35,000 habitantes, cerca de Frankfurt y de Heidelberg, lugar de nacimiento de Hopp y hogar de la universidad más prestigiosa de Alemania.

Publicidad

Desde que Hopp se hizo cargo del equipo a principios de siglo, el Hoffenheim pasó de ser una escuadra casi amateur a llegar a la Bundesliga en 2007. Sí, prácticamente un equipo creado de la nada, a base de una fuerte inyección económica y en una ciudad muy pequeña irrumpió con fuerza en el máximo circuito alemán para hacerle frente a un Bayern Múnich que siempre ha dominado a placer el circuito.

-El punto de no retorno

Al menos en el papel, ninguna persona física puede tener más del 50 % de las acciones de un club de la Bundesliga. Sin embargo, la Federación Alemana de Futbol (DFB) hizo una "excepción" con Hopp, quien posee el 96 % del Hoffenheim, algo que no fue bien visto por los aficionados de mayor edad y conservadores de todo el circuito, acostumbrados a la propiedad de sus socios.

La ruptura de las aficiones tradicionalistas y conservadoras de la Bundesliga con el Hoffenheim data casi desde el ascenso de los blanquiazules quienes implantaron un nuevo modelo de negocio en Alemania donde los equipos siguen una tendencia casi cooperativista como la del Wolfsburgo (Volkswagen) o el Leverkusen (Bayer), que también son excepciones a la regla de propiedad de un equipo pero que, por tradición y por las empresas que los respaldan, fueron "anomalías" más respetadas.

Todo acabó por explotar cuando varios equipos intentaron replicar el modelo implantado por el Hoffenheim y, de hecho, escuadras como el Red Bull Leipzig ya mutan poco a poco al camino señalado por Hopp, lo que desató aún más la ira de los ultras de la Bundesliga que juzgan al empresario de ser un "alborotador modernista".

Desde entonces, Dietmar Hopp no ha llevado una vida tranquila más allá de los problemas de su equipo y la afición del club más laureado del país germano ya le hizo saber que su revolucionaria forma de actuar no será bien vista.