Villasana retiene su corona

El ídolo acapulqueño, Marcos Villasana, se perfila al título mundial tras vencer al filipino Cristóbal Rosekie

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

ACAPULCO, México. Ago. 20, 2016.- El púgil acapulqueño Marcos Villasana Jr. aprovechó su condición de local para estrenar con éxito el título Internacional ligero del CMB al doblegar, por descalificación en el décimo round, al filipino Rosekie Cristóbal, en el pleito estelar de la cartelera “Knockout en el Puerto”, celebrada este sábado.

Villasana Jr., hijo del ex campeón mundial del mismo nombre, continúa con un paso ascendente en su carrera, pues no solo terminó con el invicto del tagalo, sino que defendió con gallardía el cinturón que le arrebató al polémico Nery "Pantera" Saguilán.

Villasana mantenía una amplia ventaja en las tarjetas, cuando vino la descalificación, pues desde el campanazo inicial se vio muy superior a su oponente, quien recibió varias amonestaciones del referí Cristian Curiel y ante los reiterados golpes bajos del filipino decidió parar las acciones.

Con este resultado, Villasana Muñoz mejoró su récord a 20 triunfos, 11 de ellos por nocaut, a cambio de seis derrotas; mientras que Rosekie se estaciona con 13 victorias, 9 de ellas por la vía rápida y solo este revés.

Acciones en el ring

No hubo round de estudio entre el acapulqueño y el filipino, apenas sonó el campanazo inicial y ambos se lanzaron con todo al frente y lograron conectar sólidos impactos al rostro.

En la esquina del campeón detectaron que Rosekie basaba su ataque en peligrosos volados de izquierda, por lo que ordenaron al guerrerense a boxear de manera inteligente y con mucho movimiento para quedar lejos de los bombazos del tagalo.

Tras cuatro rounds, el púgil local ganaba en las puntuaciones parciales, 39-37, 40-37 y 40-36.

En el quinto asalto, un impacto de derecha mandó a la lona al asiático, quien más allá de pararse lastimado, se levantó a intercambiar golpes en el centro del ring.

La peligrosidad del tagalo se dejaba sentir con su mano izquierda, tirándola en forma de volado y gancho, que mantenían alerta al mexicano.

En el octavo giro, el réferi le quitó un punto al filipino por reincidir con golpes bajos.

Luego de ocho capítulos, la ventaja del acapulqueño en las tarjetas era de 79-71, 80-71 y 80-70.

En el noveno asalto, el tercero en la superficie le descontó otro punto al filipino por debido a un cabezazo que interpretó como intencional.

En el décimo round se terminó la pelea tras otro golpe bajo de Rosekie, descalificándolo y decretarse así la victoria de Villasana.

Carlos Molina luce en Acapulco

En el combate semiestelar de la cartelera, el ex campeón mundial mexicano, Carlos Molina sacó a relucir toda su experiencia y técnica para derrotar por decisión unánime al tamaulipeco Carlos ‘Rana’ Gorham, luego de ocho episodios en peso welter.

Con puntuaciones de 80-72 en las tres tarjetas, el ex monarca universal superwelter de la FIB venció a un rival de pegada respetable, quien fue superado por el mejor boxeo y agresividad del michoacano.

Con este resultado, Molina elevó su marca a 27-6-2, 8 nocauts, en tanto, Gorham se quedó en 16-4, 10 nocauts.

En otros resultados

En su primera pelea a ocho rounds, el sonorense Aarón Alameda mostró que su carrera va en ascenso al vencer por decisión unánime a un difícil rival como lo fue el mexiquense Giovani Zamora dentro de los combates principales de respaldo de la cartelera.

El nacido en Nogales lució con velocidad de piernas y buen boxeo frente a un adversario también de guardia zurda que no paró de ir al frente, que puso a prueba al sonorense, quien supo descifrar el combate, soltando los mejores golpes en el ring.

Con este triunfo, Alameda extendió su marca imbatible a 16-0, 9 nocauts, mientras que se Zamora se quedó en 9-8-1, 4 nocauts.