Rey Vargas, a la conquista del mundo

Rey Vargas se encuentra trabajando a marchas forzadas para su próximo compromiso del mes de febrero y apunta al título del mundo en el CMB

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

CIUDAD DE MÉXICO, México  Ene. 13, 2015.- El invicto clasificado mundial Rey Vargas se encuentra trabajando a marchas forzadas para su próximo compromiso, el cual aseguró tendrá verificativo en el mes de febrero y lo tendrá frente a frente con uno de los mejores clasificados mundiales en la categoría de los 55.300 kilogramos, en duelo con miras a la disputa del título del mundo del Consejo Mundial de Boxeo.

Vargas Roldán, combina las prácticas en el gimnasio de su propiedad en Otumba, Estado de México; y en el Gimnasio Romanza de la capital bajo la escrupulosa mirada de su entrenador Nacho Beristáin; por lo que el actual clasificado mundial número dos en peso supergallo asegura estar listo para enfrentar a quien sea su adversario.

“Nunca he pedido una pelea tranquila, a mí me gustan los grandes retos, demostrar de lo que estoy hecho y es por ello que he tenido la evolución que he buscado en mi carrera; ahora estoy en donde siempre he querido estar y más listo que nunca para hacer realidad mi sueño de ser campeón mundial, pues me lo he ganado a pulso y el momento ha llegado“, señaló seguro.

“Me hacía falta un poco de madurez y aprendizaje, pero ahora me siento mejor que nunca; creo que superé satisfactoriamente cada una de las pruebas que se fueron poniendo en mi camino y que me ayudaron a ser mejor pelea a pelea y que me tienen a un paso del título del mundo; estoy listo para medirme a quien sea y donde sea“, apuntó el espigado boxeador que es representado por Promociones del Pueblo.

El pugilsta de 25 años, quien presume una impresionante marca de 25 triunfos, 20 de ellos por la vía rápida y que no conoce la derrota, aseguró que su meta es conquistar primero al complicado público norteamericano e inmediatamente después ir en busca del fajín verde y oro en las 122 libras para consolidarse en el mercado anglosajón.