Prueba de fuego para Rocky Hernández 21 septiembre 2016

El próximo 22 de octubre Eduardo Hernández expondrá el invicto ante el experimentado Víctor Terrazas en la Arena Coliseo

logo

CIUDAD DE MÉXICO, México, Sep. 21, 2016.- A sus 18 años de edad, el invicto prospecto mexicano, Eduardo Hernández, está dispuesto a demostrar que sus alcances en el deporte de los puños son en grande y sabe que la prueba será el 22 de octubre ante el ex campeón mundial, Víctor Terrazas, con quien chocará en la Arena Coliseo, en cartelera que será transmitida por los Sábados de Box de Televisa Deportes.

El ‘Rocky’ Hernández marcha invicto en 20 combates y ante el ‘Vikingo’ Terrazas buscará superar su prueba de fuego y demostrar que su carrera va en pleno ascenso basado en la disciplina y en el hambre de triunfo.

“Todos los rivales son difíciles, cada vez ha aumentado el nivel de peligrosidad de cada uno de los rivales a los que he enfrentado en los últimos meses, pero también sé que el mayor reto es conmigo, de demostrar que estoy hecho para cosas grandes en el boxeo”, aseveró el púgil capitalino, quien forma parte de la sangre nueva del boxeo de nuestro país.

Publicidad

El también llamado ‘Niño de los puños asesinos’, se entrena en el gimnasio Raúl Macías de la delegación Azcapotzalco junto a su entrenador Isaac 'Tortas' Bustos, afinando la estrategia que empleará sobre el ring para enfrentar a un rival que lo aventaja en experiencia.

“Vamos contra un rival que ya fue campeón del mundo y eso lo convierte en una seria amenaza a nuestro invicto. Tenemos la juventud y las ganas de salir adelante de esta pelea y continuar con paso firme”, resaltó.

Después de una intensa carrera por las mañanas todos los días, en la sala de prácticas boxea entre seis y ocho rounds con diferentes sparrings, que le permiten apuntalar su técnica y afinar aspectos en defensiva y ofensiva, sintiéndose cada vez mejor en lo físico y técnico rumbo a su prueba de fuego.

Publicidad

En el platillo semiestelar de esta cartelera, se enfrentarán la mexiquense Esmeralda Moreno y la estadounidense Melissa McMorrow en otro pleito que promete sacar chispas del ensogado.