Peleas en Río 2016, manipuladas por director ejecutivo del AIBA

Karim Bouzidi, ex director ejecutivo de la Federación Internacional de Boxeo (AIBA), es el principal sospechoso de arreglar peleas de box en Río 2016

REDACCIÓN
logo

Karim Bouzidi, antiguo director ejecutivo de la Federación Internacional de Boxeo (AIBA), aparece en el centro de las sospechas de amaño de peleas en los Juegos Olímpicos Río 2016, según un informe de una investigación de la AIBA y unos correos revelados este lunes por el periódico Le Monde.Sospechoso de ser cómplice con los jueces-árbitros más prestigiosos (catalogados con 5 estrellas) para favorecer a determinados países, Karim Bouzidi fue despedido a tres días del final de los Juegos de Río, tras lo que se estableció una comisión de investigación. Los 36 jueces y árbitros que oficiaron durante el torneo fueron apartados en octubre de 2016.Le Monde, en colaboración con el periódico búlgaro Bulgaria Today, tuvo acceso al informe de la comisión, así como a correos y a uno conversación telefónica, que siembran fundadas sospechas sobre el francés Bouzidi. El antiguo director ejecutivo de la AIBA no respondió a la AFP este lunes.Le Monde alude especialmente a un correo de C.K. WU, presidente de la AIBA hasta 2017, con fecha del 18 de noviembre de 2016, en el que el dirigente escribió "que es probable que el director ejecutivo, junto con la directora de deportes (Kristin Brynildsen, quien dejó la AIBA en el otoño boreal de 2016), influyese en las decisiones de los jueces-árbitros 5 estrellas en algunos combates, favoreciendo a algunas federaciones en Río 2016".En un correo el 18 de noviembre de 2016, C.K. Wu pidió a Tom Virgets, presidente de la comisión de investigación, revisar prioritariamente "los combates de Francia y Uzbekistán" en Río. Luego de dos actuaciones discretas en los Juegos de 2009 y 2012, Francia brilló en el boxeo en Rio con seis medallas, dos de oro, para Tony Yoka y Estelle Mossely.Los investigadores de la AIBA explican en su informe de investigación que Bouzidi podía designar a todos los árbitros y oficiales en una competición, y se valió de ello "para cambiar jueces y árbitros en determinados combates, aunque nada demuestra que esos cambios se realizaran para influir en el resultado".