La tragedia que sigue a Kovalev, la muerte de Roman Simakov

El llamado ‘destructor’ le quitó la vida a su compatriota en un ring, el 5 de diciembre de 2011.

logo

Sergey Kovalev noqueó el 5 de diciembre de 2011 al también ruso Roman Simakov, sin imaginar que esa sería la pelea personal más dura para el apodado ‘destructor’, ya que sus golpes le quitarían la vida a su contrincante.

El pleito se desarrolló en suelo ruso y en ese momento, Kovalev se encontraba bajo la tutela del entrenador mexicano Abel Sánchez, quien tenía claro que la pelea estaba demasiado dispareja, al grado de que pidió a ‘chursher’ no lanzar más golpes a la cabeza, sin embargo, Simakov intentó contrarrestar y la pelea subió de tono, llegando posteriormente la tragedia.

Un beso de su entrenador despertó en Canelo su lado más humano

“Simakov se estaba llevando todo, golpes sólidos y parecía que sería una pelea fácil, pero era un guerrero y no iba a abandonar. Desafortunadamente para nosotros y para Roman, él vino en el sexto a tratar de arrancarle la cabeza Kovalev y mi peleador tenía dos opciones dejarse golpear o devolver los golpes y el referí no detuvo la pelea, el chico no tenía posibilidad alguna de ganar ”, relata Abel Sánchez.

Publicidad

Para Kovalev no ha sido sencillo asimilar la muerte de un hombre y a pesar de que pensó en abandonar el deporte, terminó por continuar y enaltecer al rival al que le quitó la vida.

Canelo vs. Kovalev aún tiene boletos disponibles en la MGM Grand Garden Arena

“Yo no quería volver a pelear, pero me dí cuenta que no tengo nada solo al boxeo desde los once años, un pequeño departamento y nada más, así que decidí que debía seguir peleando por mí y por él, juntos”, afirma Kovalev.

La familia de Simakov no asimiló que lo que pasó ese día en el ring es un riesgo que todos los boxeadores corren cuando se suben a un ring, e incluso la Policía lo ha interrogado en diversas ocasiones.

Publicidad

Kovalev afrontará este sábado la que probablemente es la pelea con más reflectores en la que ha estado, midiendo a Saúl Álvarez con una amplia ventaja en peso y talla, que podría representar una gran bolsa, pero de igual forma un amplio peligro para el mexicano que ha decidido subir un par de categorías en busca de un nuevo campeonato mundial.

1 mx.jpg

1 mx.jpg

Nicolás García/Juan Carlos Hernández

1 / 9