Exitosa defensa de Deontay Wilder

Deontay Wilder noquea en el noveno asalto a Artur Szpilka y retiene por tercera ocasión el título de peso pesado del CMB

REDACCIÓN
logo

NUEVA YORK, Estados Unidos, Ene. 16, 2016.- El púgil estadounidense Deontay Wilder retuvo por tercera ocasión el título de campeón del peso pesado avalado por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) al poner fuera de combate por nocáut en el noveno asalto al polaco Artur Szpilka.

Wilder acabó con la pelea al conectar a la contra un gancho de derecha brutal en el rostro del púgil polaco que quedó completamente tendido en la lona, boca arriba, sin poder reaccionar por varios minutos mientras era atendido por el personal médico encargado de la pelea.

Antes el árbitro del combate ya habia decretado el nocáut oficial que dejaba invicto a Wilder.

La pelea celebrada en el "Barclays Center", en Brooklyn (Nueva York, marcó la tercera defensa de los pesos pesados que hizo Wilder.

Szpilka inició el combate con dominio y control de las acciones y frustrando el boxeo de Wilder, haciendo un combate de mucho movimiento de piernas para aprovechar los contraataques y eludir el castigo del campeón en el cuerpo a cuerpo.

Pero Wilder empezó a aparecer en el combate a partir del séptimo asalto, con su estrategia de hacer la pelea a dentro dentro de la distancia del púgil polaco, después de haberlo estudiado cuidadosamente.

Wilder tuvo la paciencia para descubrir los puntos débiles de Szpilka, que además a esas alturas del combate ya mostraba agotamiento y no tenía tanta movilidad de piernas.

La llegada del noveno asalto fue aprovechado por Wilder que lo comenzó con varios directos que llegaron nítidos a la cara del púgil polaco como preámbulo de lo que sería el golpe decisivo.

El campeón estadounidense encontró a Szpilka con un brutal gancho de derecha que lo mandó a la lona y el árbitro de la pelea inmediatamente detuvo las acciones cuando el cronómetro marcaba los 2:24 minutos.

Wilder queda con marca invicto de 36-0, incluidos 35 triunfos por la vía del nocáut, y el próximo rival podría ser el británico Tyson Fury, presente, en la pelea, y quien al concluir subió al cuadrilátero y retó personalmente al púgil estadounidense.

Fury, de 27 años, también con marca de invicto (25-0, 18 nocáuts),  se convirtió en el verdugo que acabó con el reinado del púgil ucraniano Wladimir Klitschko, a quien el pasado 15 de noviembre venció y le arrebató los títulos de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), la Federación Internacional (FIB), la Organización Mundial (OMB) y la Organización Internacional (OIB).

Wilder, de 30 años, no quiso adelantar sus planes de futuro, pero dijo que estará listo para hacer una vez más la defensa del título de campeón y conseguir la victoria, sin importar el rival.

Mientras que Szpilka, de 26 años, vio descender su marca a 20-2, con 15 victorias conseguidas por la vía del nocáut.