El boxeo, la burbuja que blindó a Andy Ruiz de drogas y pandillas

El campeón de peso completo se concentró en el deporte de los puños para eludir el mal camino.

logo

El panorama y la disyuntiva por la que tuvo que pasar Andrés Ponce Ruiz Jr. es la que viven millones de individuos que se debaten entre dos tierras y una frontera, con el desdén de ambos lados del muro que divide a México y a Estados Unidos, con el hándicap, con la peculiaridad de ser de los dos países al mismo tiempo.

El trasiego de drogas, las pandillas y el contrabando de mercancía o de personas son el caldo de cultivo ideal para que los jóvenes y niños, con la marca de ser binacionales, méxico-estadounidenses, caigan en esas telarañas, pero en el particular caso de Andy Ruiz , el deporte fue una burbuja que lo blindó de caer en las peligrosas garras de la delincuencia organizada y los malos hábitos.

El excampeón inglés Anthony Joshua dijo que fue un golpe de suerte de Andy Ruiz con lo que lo venció
Getty Images

Lo que quizá pocos sepan es que, en la infancia de Andy, dividida entre la localidad en la que nació, en Imperial, California, y la cuna de sus padres y donde también se llegó a criar, Mexicali, Baja California, había un deporte que le encantaba, pero en el que no le dejaron hacer camino: el beisbol.
Al inicio, contra su voluntad, fue 'empujado' al boxeo, pero luego descubriría que en este deporte su sangre mexicana lo sacaría a flote y en el que halló su vocación. Desde los seis años se enfundó los guantes y entrenaba en un gimnasio, haciendo filas de hora y media en la frontera para pasar de Imperial a Mexicali y así llevar a cabo sus entrenamientos.

Publicidad

El padre de Andy, del mismo nombre, tenía a cargo una empresa dedicada a la construcción y echó mano de su hijo, involucrándolo en las tareas de asistir a los vecinos que buscaban una mejor vida en Estados Unidos, como ellos.

Andy Ruiz Jr.
“El Rocky Mexicano, Andy Ruiz Jr… un acontecimiento increíble”, publicó Stallone

Andrés padre construyó y remodeló, además de vender, más de 100 propiedades en el valle de Imperial. Como mandadero, martillando clavos, cargando bultos, sacando basura o haciendo cualquier tarea que fuera necesaria, ese trabajo digno pero demandante físicamente, se convirtió en un recordatorio para que Andy no dejara el boxeo y se enfocara en él. Entendió el mensaje por parte de su padre y siguió con los guantes bien ceñidos.
“Hay mucho contrabando de drogas, hay pandillas, cárteles, por suerte, el box me salvó la vida. Me mantuvo disciplinado, me alejó de las calles”, afirma Ruiz.

Fue gracias a la persistencia de sus padres que Ruiz no desvió el camino, aunque no pudo evitar la prisión, algo que recordó este año cuando visitó a los internos del entonces existente penal de Topo Chico. “Yo también estaba en las malas, pero cambié, creyendo en mí y en Dios me cambió la vida. Fue un rato, pero no es nada bonito ”, asegura Ruiz.

Publicidad

Ese trabajo de concentrarse en el boxeo lo fue perfilando de modo tal que para los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, se quedó a nada de integrar al equipo mexicano de boxeo. Un año más tarde se convertiría en profesional.

Se fue abriendo paso para conseguir su primer combate relevante ante Joseph Parker pero hubo desilusión, no solo por no ganar el título mundial sino por la poca paga que le ofreció en su momento el promotor de aquel pleito, Bob Arum. La pregunta sobre qué rumbo debía seguir en el boxeo profesional daba vueltas en su cabeza.

Andy Ruiz buscará otra “historia de fantasía”

Luego de labrar su camino profesional hasta esa pelea contra el neozelandés Parker, la cual significa su único revés en los encordados como profesional, allá por 2016, una serie de fortuitos eventos lo pusieron en el lugar indicado y en el momento preciso.
El gran monarca de la División de los pesados, el laureado inglés Anthony Joshua se disponía a hacer otra defensa de sus cuatro cinturones, eludiendo, al mismo tiempo, el combate anhelado con Deontay Wilder, poseedor de la pieza restante del rompecabezas en la división de los completos, pero su contendiente, Jarrell Miller, dio positivo por una sustancia prohibida y se caía la pelea.

Sin embargo, por un mensaje que Andy Ruiz le mandó a Eddie Hearn en Instagram, pidiéndole una oportunidad para pelear con Joshua por los títulos mundiales (quizás con esa tenacidad aprendida al tener que cruzar la frontera entre México y Estados Unidos repetidamente, todo lo vivido al trabajar en la empresa de la construcción de su padre, y los retos que le aparecieron en el transcurso de su vida), y la plegaria fue escuchada, y las puertas se abrieron.

El resto es historia.

1.jpg

Andy Ruiz muestra su corazón en Arabia

Instagram Andy Ruiz | @andy_destroyer13

1 / 9