Cuatro boxeadores que resultaron ser mejores entrenadores

Algunos pugilistas decidieron pasar de protagonistas a espectadores para continuar su sueño en el ring.

logo

Freddie Roach, Emanuel Steward, Ignacio Beristáin y Jack Blackburn son algunos nombres que probaron suerte como boxeadores profesionales, pero que la vida les dio todo lo que añoraron desde una esquina del ring.

'Nacho' Beristaín

Considerado el mejor entrenador que México haya dado al pugilismo, 'Nacho' Beristáin ha producido y entrenado a algunos de los mejores boxeadores de la historia: Juan Manuel Márquez, Óscar de la Hoya, Abner Mares, Daniel Zaragoza, y Gilberto Román, entre otros.

A finales de la década de los 50, Beristáin terminó de forma prematura su carrera como púgil profesional por una lesión en un ojo. Su amor por el boxeo lo obligaría a estar cerca de los cuadriláteros, pero ahora como entrenador. Su historial presume cerca de 30 campeones mundiales, aunque Don Nacho asegura que no lleva la cuenta.

Publicidad

Freddie Roach

Roach se calzó los guantes profesionalmente en 1978, es decir a los 18 años. Tras acumular cierta experiencia en ocho años de carrera, Freddie comenzó a mostrar signos de Parkinson, lo que terminaría por retirarlo. Lo más que llegó a ganar fueron poco menos de ocho mil dólares.

Sin embargo, su faceta como entrenador es una historia completamente diferente. Roach es uno de los rostros más exitosos y su dupla con el único campeón coronado en ocho divisiones, Manny Pacquiao, es singular. Boxeadores de la talla de Mike Tyson , De la Hoya, Wladimir Klitschko, y Miguel Cotto hablan de su capacidad para aplicar la 'dulce ciencia'.

Jack Blackburn

Publicidad

La mente maestra detrás del coloso llamado Joe Louis, Blackburn culminó su carrera con un récord de 99-26-19 y cambió la historia del boxeo al descrubrir al 'Brown Bomber' en un gimnasio en los primeros años del siglo XX. Blackburn pulió a Louis en un extraordinario el peleador que culminaría su paso por los cuadriláteros con récord de 65-3-0 y juntos conformarían una de las icónicas duplas de este deporte.

Emanuel Steward

Entrenar a 41 campeones mundiales es una de las proezas que coloca a Steward en lo más alto del boxeo como entrenador. A pesar de haber ganado los Guantes de Oro en 1963, el camino de 'Manny' lo llevó a ponerse las manoplas y entrenar a su medio hermano.

Steward es conocido por convertir a sus pupilos en máquinas de nocauts y a lo largo de su exitosa carrera compartió el cuadrilátero con Thomas Hearns , Lennox Lewis, y Wladimir Klitschko, entre otros.

Después de su última pelea, estos púgiles perdieron la batalla más importante de su vida.

Tragedias de los últimos años en el boxeo.

Twitter

1 / 11