La Arena Coliseo vibrará con la Barby

El presidente del CMB, Mauricio Sulaimán, emocionado por el combate entre Mariana Juárez y Tamao Ozawa

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

CIUDAD DE MÉXICO, México, 10, Mayo, 2016.- El tradicional “Martes de Café“, reunión semanal de Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo con los representantes de la prensa especializada, donde se dieron cita la japonesa Tamao Ozawa y el clasificado mundial Marco “Quetzalcóatl“ Peribán, protagonistas de la velada que se presenta en la histórica Arena Coliseo de la Ciudad de México

En la reunión encabezada por Sulaimán Saldívar, el mandatario insistió en reconocer la satisfacción de que una vez más la Arena Coliseo alberga una función de primer nivel, ya que Ozawa es la campeona de oriente y enfrenta a una de las mejores boxeadoras de la historia no sólo en México sino en el boxeo a nivel mundial.

En el pleito principal de la velada, y en duelo de "Guantes Rosas" se diputará el cinto Internacional supermosca del Consejo Mundial de Boxeo entre la capitalina Mariana "Barby" Juárez y la japonesa Tamao Ozawa, en un duelo que promete mantener a los aficionados en el inmueble de Perú 77 y en la comodidad de sus hogares al borde de sus asientos.

La nipona, con mucha serenidad, aseguró: “Es la primera vez que vengo a México, estoy emocionada y esperando hacer una gran pelea pues el boxeo femenil no es muy reconocido en Japón como lo es en México; ésta es una pelea que servirá como escalón para que crezca el boxeo femenil en Japón“, apuntó.

“No importa en qué condiciones venga Mariana pues ella es una gran peleadora y lo importante es ganar a como dé lugar, estoy lista para salir vencedora y es para lo que vine aquí, mi única meta es salir con la mano en alto“, sentenció.

Por su parte, Peribán, quien se mide en un pleito de poder a poder con el invicto argentino Germán “Hombre Lobo“ Rafael en la escala de los semicompletos, también dio a conocer sus impresiones sobre el combate.

“Es un honor pelear por primera vez en la Arena Coliseo, regresando a la base y a las preparaciones de antes; estoy muy a gusto con mi actual equipo de trabajo que encabeza Juan Colorado pues en el pasado tuve situaciones muy complicadas“, apuntó

“Estoy muy emocionado, pues estuve muy desanimado por algunas situaciones que ya quedaron en el pasado; perdí la alegría por boxear durante un tiempo; pero ahora hice una excelente preparación pese a la dificultad para encontrar sparrings. Tuve una oferta del equipo de Golovkin para un campamento en USA y creo que voy a aprovecharla en mi siguiente preparación que espero sea para una pelea de título mundial“, agregó.

“Sigo con la mira puesta en Chávez Jr., merecía una pelea eliminatoria con él, que se sacuda el miedo y acepte el reto;  tengo el dedo en el renglón para una revancha con Badou Jack también, pronto voy a ser el campeón del mundo y no será el “Hombre Lobo“ quien lo impida“, sentenció.

Para este miércoles a las 5 de la tarde en la Explanada de la Delegación Cuauhtémoc se tiene programado un entrenamiento público donde los protagonistas de la velada mostrarán las armas que portan de cara a sus respectivos duelos del sábado en el "Embudo de La Lagunilla".