5 de mayo, un día cualquiera en Las Vegas sin boxeo

'La ciudad del pecado' dejará de percibir millones de dólares ante la ausencia del deporte.

logo

Por primera vez en muchos años, el fin de semana del 5 de mayo en Las Vegas permanecerá silencioso, y en bancarrota, ante la ausencia de carteleras de boxeo que en otro tiempo abarrotaban casinos y hoteles.

Tras el retiro de Floyd Mayweather Jr., el mexicano 'Canelo' Álvarez tomó la batuta de las grandes carteleras y bolsas en 'La ciudad del pecado'.

En el caso de 'Money', se dice a manera de broma en el boxeo que la gente abarrotaba las arenas y casinos para verle perder más que para deleitarse con su espectáculo. En el caso de Canelo, la fiel ola de compatriotas se encarga de la tremenda derrama económica en forma de fiesta, la cual sucede sin importar si su gallo gana o pierde.

Para darnos una idea del impacto económico de una cartelera de boxeo extraordinaria en el marco del 5 de mayo, pensemos en 'La pelea del siglo' entre Mayweather y Manny Pacquiao en el 2015.

Publicidad

La pelea más lucrativa de todos los tiempos logró recaudar $72,198,500 y una cifra de 4.6 millones de ventas pay-per-view. Los fans creyeron que el ocho veces campeón del mundo y el pentacampeón darían un pleito épico, pero al concretarse después de muchos años, lo único que consiguieron fue un método contra el insomnio.

Canelo no se queda atrás, ya que su enfrentamiento en mayo de 2017 con su compatriota Julio César Chávez entregó muy buenos números para los organizadores a pesar de haber sido una farsa; $10,631,850 con cerca de un millón de ventas PPV.

A pesar de seguir retirado, Mayweather destaca en seis de las 10 peleas que más vendieron en el marco de la Batalla de Puebla: ante Oscar de la Hoya, el 'Chino' Maidana, Miguel Cotto, Shane Mosley y Robert Guerrero.

Este año, Golden Boy tenía planeado que Canelo enfrentara a peleador británico, lo cual habría sido muy bueno para las ventas, ya que los fanáticos ingleses e irlandeses son fieles a sus ídolos. Sin embargo, la pandemia del coronavirus echo a perder los planes de mucho y ahora solo queda esperar hasta el 2021.

Publicidad