Padres apalea a Diablos Rojos en el juego inaugural

Los prospectos de San Diego apalean 11-2 a los Diablos Rojos del México, en el primer juego de la historia del nuevo Estadio Alfredo Harp Helú

URIEL MARTÍNEZ LÓPEZ
logo

A los prospectos de San Diego no les importó que los Diablos Rojos del México estuvieran de fiesta al inaugurar el nuevo estadio Alfredo Harp Helú y es que los Padres le cayeron a palos al pitcheo escarlata, con una tremenda ofensiva de 17 hits, incluidos tres jonrones se llevaron el triunfo Por paliza 11-2 sobre la novena capitalina.Y es que los más de 20 mil aficionados que abarrotaron el nuevo infierno escarlata hicieron una fiesta en las tribunas pese a la paliza que recibió su equipo en el campo, pues disfrutaron cada hit, cada strike, cada out y no se cansaron de echar porras para ponerle sabor al gran ambiente familiar que se vivió desde el primer lanzamiento hasta el último.

Lanzamiento presidencial para inaugurar el estadio

El lanzamiento de la primera bola lo dio el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y que fue una recta al plato que recibió Don Alfredo Harp Helú y que provocó la algarabía de los más de miles de aficionados, todo quedó listo para que los jugadores tomaran su lugar en el diamante y se cantara el ansiado play ball.Arturo López subió a la lomita, su primer disparo fue contactado por Xavier Edwards quien mandó la pelota entre el jardín derecho y central, con esto el pelotero estadounidense anotó su nombre en el libro de récords al conectar el primer hit del Estadio Alfredo Harp Helú.La pizarra se abrió hasta el cierre del tercer capítulo cuando con un out, dos hombres en posición  anotar, Adonis García con elevado de sacrificio al jardín izquierdo envió al plato a su compañero Armando Araiza quien anotó la primera carrera en la historia del nuevo inmueble escarlata.Pero los prospectos de los San Diego reaccionaron de inmediato y con un rally de cuatro carreras en la apertura del cuarto rollo le dieron la vuelta al partido 4-1 lo que apagó el gran ambiente que hasta ese momento prevalecía en las tribunas del nuevo infierno escarlata.

Llegaron los jonrones

El daño no paro ahí ya que en la sexta entrada aumentaron la ventaja en la pizarra 8-1 con otro jugoso rally de cuatro carreras, incluido el primer cuadrangular del inmueble cortesía de Michael Gettys ante un pitcheo escarlata que se derrumbó.En la fatídica séptima entrada, San Diego puso el último clavo en el ataúd rojo con otros dos jonrones más po conducto de Blake Hunt y Jack Suwinsky, con lo que dejaron las cosas 11-1.Pese al abultado marcador la gente no dejó de animar a su equipo pues con el ‘Vamos Diablos’ y con las tradicionales porras le dieron color al inmueble infernal.

No podían faltar los invasores y el apagón del alumbrado

Durante la octava entrada un aficionado se brincó al diamante donde corrió hasta el home plate y después se dio el lujo de corres por la primera, segunda y tercera base hasta que el personal de seguridad lo tacleó antes de llegar de nueva cuenta al home.Y por si fuera poco cuando los Diablos Rojos del México se disponían a tomar sus últimos turnos al bat en el cierre de la novena entrada se fue la luz en las lámparas de los jardines, la falla en el alumbrado fue de más de 20 minutos, durante ese lapso la gente cantó a todo pulmón las canciones de la Puerta Negra, Adiós Amor y Baby te quiero entre otras más.El juego se reanudó y el pitcher Adrián Martínez se tuvo que fajar en la loma para sacar los últimos tres outs, aunque antes permitió una carrera más para los escarlatas y de esta manera quedó consumado el triunfo de San Diego 11-2 ante los Diablos Rojos del México.Para este domingo será el segundo juego de la serie en punto de las 13:00 horas tiempo del Centro de México.