Los Marlins cambiarán de dueño

El comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, asegura que los Marlins cambiarán de dueño

AGENCIA
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El comisionado de las Grandes Ligas Rob Manfred informó que los Marlins de Miami están cada vez más cerca de decidirse por una de las tres propuestas que han recibido para adquirir el equipo, y que todas han ofrecido la misma cantidad de dinero.Manfred dijo que los tres grupos de inversionistas se encuentran en la fase de limar la estructura financiera, asuntos legales y demás gestiones necesarios para afrontar la compra. El comisionado habló en Miami en el día que los Marlins son anfitriones del primer Juego de Estrellas en el estado de Florida."Son tres candidatos viables que esencialmente están en la misma posición en cuanto al monto de dinero", dijo Manfred.Uno de los grupos interesados incluye al ex gobernador de Florida, Jeb Bush, y al empresario de Massachusetts, Tagg Romney. Un segundo grupo es encabezado por el ex torpedero de los Yankees de Nueva York, Derek Jeter. El tercer grupo es liderado por Jorge Mas, un empresario de origen cubano y establecido en el sur de Florida.Jeffrey Loria ha sido el dueño de los Marlins desde 2002.Al consultársele para cuándo deberá cerrarse la venta, Manfred señaló que "creo que ocurrirá en un futuro cercano".MLB busca acelerar partidos de beisbolCon los jonrones, ponches y duración de los juegos alcanzando récords, el comisionado Rob Manfred indicó que el béisbol de Grandes Ligas está dispuesto a imponer cambios en el formato de la acción en el terreno.Durante una charla el martes con miembros de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica, Manfred indicó que se ha establecido una "dramática tolerancia al ponche" por parte de los bateadores."Existe un énfasis mucho más acentuado de que el jonrón es la principal herramienta ofensiva en el juego. Y hay un incremento dramático en el uso de lanzadores relevistas", añadió.Grandes Ligas propuso diversas iniciativas durante el último receso de invierno, como un cronómetro de 20 para establecer una margen de 20 segundos entre cada lanzamiento, restricciones en las visitas al montículo por los receptores y elevar la parte baja de la zona de strike. Pero el único cambio que se puso en vigor fue el de conceder la base por bolas intencional sin necesidad de hacer pitcheos."Soy partidario de adoptar una postura mucho más agresiva", subrayó.El comisionado sostuvo que MLB tiene la facultad de imponer unilateralmente en 2018 las propuestas que el año pasado no fueron aceptadas, pero que prefiere alcanzar un acuerdo con el sindicato de peloteros.Tony Clark, el director ejecutivo del gremio, dijo que "nuestra gente mantiene un diálogo permanente" con MLB y que esperan "alcanzar un punto de entendimiento común" acerca el acelerar el ritmo de los juegos.