Hankerd apunta a lo grande con Diablos

Cyle Hankerd, está listo para protagonizar otra temporada de alto octanaje en la LMB con los Diablos Rojos del México

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

CUIDAD DE MÉXICO, México. Abr. 5, 2016.- 5 de abril.- En su segunda temporada con la franela de Diablos Rojos del México, el estadounidense Cyle Hankerd, se siente como en casa. El cañonero de Covina, California, está listo para protagonizar otra temporada de alto octanaje en la Liga Mexicana de Beisbol.

“Estoy feliz de estar de regreso en la Ciudad de México, del trabajo hecho en la Pretemporada”, comenta Hankerd, quien durante la campaña 2015, en 58 juegos con el club capitalino, conectó 81 imparables, 22 jonrones incluidos, remolcó 57 carreras al plato y dejó promedio de bateo de .384.

“La temporada está en marcha, me siento emocionado por ello y listo para hacer lo que me corresponde; se trata de hacer el mejor trabajo posible cada vez que tenga la oportunidad, no hay más”, añade.

Tras la jornada de juegos inaugurales frente a Sultanes de Monterrey, Hankerd compila un par de imparables, un par de carreras producidas, dos anotadas y average de .222. El artillero se prepara para iniciar serie ante Vaqueros Laguna en el Estadio Revolución, este martes, a partir de las 20:00 horas.

“Siempre asumo mi trabajo, año por año, cada temporada es diferente, solo quiero estar en el terreno y mostrar mi mejor juego, creo que si me enfoco en hacerlo así, los resultados se darán por sí mismos y se traducirá en una buena temporada”, advierte el primera base rojo.

El estadounidense, Campeón de las recientes ediciones de la Liga Mexicana del Pacífico y de la Serie del Caribe con Venados de Mazatlán, comparte sus impresiones ante la partida de Japhet Amador al beisbol de Japón.

“Creo que todos vamos a extrañar a Japhet y a su bat en el lineup, es un gran jugador y tuvo una gran temporada el año pasado; ahora, a todos nosotros, como equipo, nos corresponde hacer un buen trabajo también”, recalca.

Hankerd se congratula de trabajar en la actual campaña a las órdenes del manager José Luis ‘Borrego’ Sandoval y entre un viejo grupo de conocidos en el que imperan la unión y armonía.

“José Luis Sandoval es un gran persona, un hombre que siempre está abierto para escuchar y comunicarse con sus jugadores, creo que va a hacer un buen trabajo este año. Somos un grupo muy sólido, prácticamente, los mismos jugadores del año pasado, nos llevamos muy bien, nos apoyamos unos a los otros y nos deseamos que el trabajo nos salga bien”, destaca.

Luego del par de derrotas ante Sultanes, Hankerd confía en sumar triunfos durante la primera semana de temporada regular, misma en la que Diablos Rojos del México visitará a Vaqueros Laguna y Acereros del Norte, respectivamente.

Hankerd espera por el regreso a su casa, el Estadio Fray Nano, y el reencuentro con la afición que desde la temporada 2015 lo distinguió con la etiqueta de ídolo.

“Agradezco mucho todo el apoyo que me dieron el año pasado, siempre es un poco difícil cuando juegas en un país distinto al tuyo, con un equipo nuevo; esta afición me recibió con los brazos abiertos, apoyó al equipo toda la temporada, siempre nos creó un gran ambiente para jugar y eso le dio mucha emoción a cada juego en el Fray Nano, ojalá que este año nos apoyen de la misma manera”, finaliza.