Devoran los Cubs a Giants

Con cuatro carreras en la novena entrada, los Cubs doblegan 6-5 a Giants y avanzan a Serie de Campeonato

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

SAN FRANCISCO, Estados Unidos, Oct. 11, 2016.-  El boricua Javier Báez rompió el empate con un sencillo, para coronar un ataque de cuatro carreras en el noveno inning, y los Cubs de Chicago superaron el martes 6-5 a los Giants de San Francisco para conquistar la serie divisional de la Liga Nacional.

Los Cubs, que no ganan la Serie Mundial desde 1908, abrirán la Serie de Campeonato de la Liga Nacional el sábado, recibiendo a los Dodgers de Los Ángeles o a los Nationals de Washington.

Esa serie está empatada 2-2, de cara al quinto y decisivo encuentro, que se realizará el jueves.

Chicago disputará la Serie de Campeonato por segundo año consecutivo. Triunfó por 3-1 en la divisional ante San Francisco, poniendo fin a una racha notable de victorias de los Gigantes en duelos en que podían ser eliminados.

El emergente venezolano Willson Contreras empató el encuentro mediante un sencillo de dos carreras, sin outs. Dos turnos después, Báez produjo otra carrera con su hit, y los Cachorros aprovecharon un segundo error costoso de Brandon Crawford, campocorto galardonado con el Guante de Oro. Asimismo, Chicago sacó rédito de la debilidad del bullpen de San Francisco, otrora fiable.

Un día después de que fue castigado en el octavo inning de la derrota por 6-5 en 13 innings, el cubano Aroldis Chapman consiguió este salvamento por Chicago, ponchando a sus tres rivales.

Cuando sentenció a Brandon Belt para el out 27, Chapman festejó, y sus compañeros llegaron al montículo a fin de abrazarlo y comenzar la celebración.

Por los Cachorros, el venezolano Contreras de 1-1 con dos impulsadas. El puertorriqueño Báez de 4-1 con una anotada y una remolcada. El cubano Jorge Soler de 1-0.

Por los Gigantes, los venezolanos Gregor Blanco de 3-0, Gorkys Hernández de 1-0.Limitados por Matt Moore a dos inatrapables en ocho entradas, los Cachorros perdían por 5-2 antes de reaccionar contra un desastroso cuerpo de relevistas que defraudó una vez más.