Los cañones de Cubs quieren despertar

REDACCIÓN
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

LOS ÁNGELES, Estados Unidos, oct. 18, 2016.- La ofensiva de los Cachorros de Chicago vivió una auténtica pesadilla en el segundo partido de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional ante la joya de pelota que lanzó el zurdo estelar Clayton Kershaw y ahora esperan en el tercer partido que todo cambie a su favor y recuperen el poder de bateo.

Especialmente importante es para el toletero estelar Anthony Rizzo y su compañero Addison Russell, que no han podido producir en lo que va de serie y su ayuda el equipo es necesaria.

Rizzo y Russell saben que son necesarios para el equipo como lo demostraron en la temporada regular al aportar 204 impulsadas, pero se han combinado para batear apenas de 45-2 en los primeros seis encuentros de los playoffs.

El resto de los peloteros de los Cachorros han estado más productivos y han hecho daño al pitcheo rival como lo demuestra que seis jugadores pegaron indiscutible en la victoria por 8-4 en el primer partido ante los Dodgers.

Pero Rizzo y Russell se fueron de 9-0 de manera combinada el sábado. Y en seis turnos del segundo encuentro no conectaron un solo indiscutible, una producción que el equipo no se puede permitir si quieren luchar por el título de la Serie Mundial.

Rizzo y Russell realizaron aportaciones cruciales para el mejor equipo de la campaña regular en las Grandes Ligas, que consiguió 103 victorias.

Pero ambos han hecho que cualquier lanzador parezca intratable en octubre, pese a que Chicago doblegó a los Gigantes de San Francisco en cuatro juegos durante la serie divisional de la Liga Nacional.

"Hemos conectado unos buenos batazos", valoró Russell, cuya mala racha comenzó en la recta final de la campaña regular. "Simplemente no están cayendo de hit".

Rizzo bateó para .292 con 32 vuelacercas y 109 impulsadas durante la temporada regular. Se ha ido de 23-1 en la fase final, con apenas un sencillo y tres bases por bolas recibidas, incluida la única que Kershaw regaló en siete entradas.

Russell tuvo un promedio de apenas .238 en la temporada regular, pero aportó mucho poder, con 21 vuelacercas y 95 impulsadas.

Como Rizzo, lleva apenas un sencillo en sus 22 turnos. Se perdió la participación de los Cachorros en la postemporada anterior por una lesión, pero dijo que la falta de experiencia no es un pretexto.