Verstappen: Comisarios de F1 son como árbitros de futbol

El piloto holandés critica la toma de decisiones al sancionar las carreras.

logo

El piloto holandés de Red Bull, Max Verstappen, critica la toma de decisiones de parte de los comisarios de la Fórmula Uno que según él son parecidos a los árbitros del fútbol y siempre tendrán un rol clave en las sanciones deportivas.

Llegó a la Fórmula Uno con 17 años, por una puerta legal que ni la FIA ni la máxima categoría habían notado y no pudieron hacer nada. De ahí en adelante la reglamentación cambió, la edad mínima para ingresar es de 18 años y se debe contar con los puntos necesarios venido de otras categorías de desarrollo previas para poder acceder.

Pero no ha dejado de ser el centro de las miradas, criticado e investigado por adelantamientos con contacto como el que en Austria aplicó a Charles Leclerc, no ha sido sancionado por ello, pero si, en cambio, por no soltar el acelerador cuando ya había obtenido la pole position en México y lo sancionaron de tal forma que se la quitaron.

Publicidad

El piloto dijo a Autosport: “La cosa es como en el fúbol, ¿o no?”

“Tienes diferentes árbitros y algunos te muestran la tarjeta amarilla más fácilmente que otros, es igual a eso”, dijo el holandés.

“Claro que como sabes, existe un libro de reglas. Pero siguen siendo los comisarios quienes dicen cómo se debe aplicar” comenta.

Publicidad

“Cuando vas a la Champions League o juegas en la Premier League el árbitro es siempre diferente” detalló Verstappen.

“A veces te puedes ir con una tarjeta amarilla, cuando otro árbitro te pudo haber puesto una roja y te quedas con la pregunta ‘¿Qué sucede aquí?’” se quejó, “Es exactamente lo mismo, creo, en la Fórmula Uno”.

Michael Masi debió sustituir este año a Charlie Whiting, quien falleció en la víspera del Gran Premio de Australia al inicio de la temporada y de hecho, reintrodujo la bandera negra con blanco como “amonestación” ó “tarjeta amarilla”, por decirlo así que es un aviso de que se ha notado al piloto al que se le muestra que se le ha puesto bajo observación.

Pero las decisiones se han visto controversiales en incidentes similares, especialmente entre los que se presentaron entre Verstappen y Leclerc en Austria, donde se puso más énfasis en el piloto que por fuera evitaba el contacto y no por el que por dentro exprimió agresivamente la salida.

No hay un panel de comisarios permanente en la F1 y la influencia de la interpretación personal sigue siendo significativa y Verstappen piensa que a pesar de todo “está bien”.

“Cuando estas del lado erróneo del castigo siempre es malo, a menos que en realidad hayas hecho algo malo y lo aceptes” dijo el volante holandés.

Publicidad

“Pero cuando es algo parecido a un 50/50 de culpa y te llevas la penalización, siempre lo vas a cuestionar” dijo en el recuerdo de que el año pasado se ganó una penalización de trabajo comunitario por su actuar ante Esteban Ocon en Brasil.

Es por ello que acudió a la torre de control en Marrakesh en la fecha de la Fórmula E, donde fue testigo del trabajo de los comisarios, oficiales y autoridades.

“No es nada fácil para ellos” dijo, “Tampoco quieren estar penalizando sólo por hacerlo y a veces deben hacerlo, así como la forma en la que están escritas las reglas”.

“Tal vez podríamos encontrar un camino más fácil para las penalizaciones ó sólo escribirlas de una forma diferente en el reglamento”, finalizó.