Patricio O’Ward ya está trabajando su arranque de temporada con Arrow McLaren

El mexicano probó el monoplaza y el ‘Aeroscreen’, nuevo dispositivo de seguridad en el auto.

logo

El piloto mexicano Patricio O’Ward ya trabaja con el equipo Arrow McLaren con su auto de IndyCar previo al arranque de la temporada 2020 y están tratando de solucionar los problemas del nuevo ‘Aeroscreen’, aditamento de seguridad en los fórmulas americanos, en concreto, con los autos de la categoría que corre las 500 Millas de Indianápolis.

OTROS DEPORTES

Una semana tiene de haber sido anunciado como piloto titular del Arrow MacLaren y ya está trabajando junto a su compañero de equipo en Sebring, Florida, si bien este tipo de pruebas es fundamental para familiarizarse con el monoplaza, uno de los objetivos era probar el aditamento de seguridad que ya será obligatorio en los autos de la categoría en la que competirá el próximo año.

Publicidad

Importante que están desarrollando soluciones para el calor que se siente dentro del habitáculo del auto, razón que tiene emocionado al mexicano, pues se siente más seguro detrás del volante.

Este dispositivo de seguridad es parte de los esfuerzos para evitar accidentes fatales por piezas que puedan impactar la cabeza de los pilotos, como fue el caso de Justin Wilson en el año 2015, cuando una pieza se desprendió de otro auto y le pegó en el casco en el óvalo de Pocono.

En la Fórmula Uno, el Halo es la solución que ha sido usado de forma obligatoria desde la temporada 2018 y que es un elemento creado con titanio con un poste central que ya ha probado ser efectivo cuando un auto queda montado en esa zona por cuestión de accidente, pero el ‘Aeroscreen’ aporta además, una película a manera de parabrisas para evitar que piezas sueltas alcancen al conductor.

Publicidad
Comparación del 'Halo' en el McLaren de Fórmula Uno y el 'Aeroscreen' en el Arrow McLaren de Indy Car.
Cortesía

Patricio O’Ward ya tuvo experiencia con el Halo de la FIA tras competir en la Fórmula 2 y la Super Fórmula de Japón este año, y la superposición delantera del aditamento americano provocó que subiera la temperatura dentro del auto.

“El ‘aeroscreen está bien para la visión, pero tal vez uno de los problemas es que no pude refrescarme al abrir el visor” dijo el mexicano, “Encontramos una solución para refrescar mis piernas, pero aún trabajamos en el habitáculo con el visor abierto. Fue un día muy caliente en un ambiente muy parecido con el calor y la humedad que viviremos en St. Petersburgh (competencia que inicia la temporada de la Indy Car)”.