Charles Leclerc se convirtió en la sensación de la F1 con Ferrari

El piloto de Mónaco llegó con mucha experiencia y sobre todo, habilidad en la pista.

logo

Charles Leclerc es conocido como el joven de Ferrari, el fenómeno que ha logrado conseguir calificar en primer lugary ganar carreras; con 21 años es un carismático piloto que dista mucho de ser solamente un glamoroso competidor en la Fórmula Uno.

Un deportista no aparece de la noche a la mañana, se prepara, crece y desde muy joven tiene participaciones oficiales para desarrollar sus habilidades que deberán llevarlo a las más altas esferas de la especialidad que domine, en este caso, en el automovilismo.

Un inicio a los 8 años de edad en el kartismo internacional le dejó sendos campeonatos en Francia tres años consecutivos en la categoría Cadet. Luego, en su natal Mónaco la Copa Kart Júnior y para el 2011 se hizo del Campeonato Mundial de CIK FIA y tampoco le costó lograr el campeonato europeo de Kartismo.

Publicidad

Desde entonces, se notó la habilidad de un muchacho que se enfrentó a lo mejor de Europa, a los mejores al volante, pues de verdad, hace falta ver las parrillas de treinta pilotos competitivos en el mismo segundo para darse cuenta de lo que se necesita para ganar.

En la foto, tres jóvenes kartistas: Charles Leclerc, Alexander Albon y George Russell. Hoy, los tres son competidores de la Fórmula Uno, Leclerc con Ferrari, Albon con Red Bull y Russell con Williams.
CORTESÍA

Pero al crecer, se debe evolucionar y el salto a los autos fue natural. Primero a la Fórmula Renault 2.0, porque entonces, la Fórmula 4 no existía y aunque la diferencia fue muy grande por la capacidad del motor, se metió a siete podios en su temporada debut y por si fuera poco, en Monza logró dos victorias. No le daba miedo andar rápido, ni entonces, ni ahora.

Para 2015 ya había logrado subir a la Fórmula 3 y competir en su campeonato europeo donde fue el mejor novato metiendo victorias a su palmarés antes de ir a la GP3 Series, a donde llegó con el equipo ART, uno de los mejores de la categoría y los llevó al campeonato con ventaja de 25 puntos sobre Alexander Albon, actual piloto de la Fórmula Uno con Red Bull.

Publicidad

En 2016 la 'Scudería del Cavallino Rampante' lo anunció como parte de su ‘Ferrari Driver Academy’ y lo colocó en Haas como piloto de desarrollo y pruebas, porque usaban motores italianos y salió en cuatro Grandes Premios a rodar los viernes, que permitían que los pilotos sustitutos salieran con los autos de Fórmula Uno.

El 2017 fue el comienzo de una era, con la Fórmula 2 de la FIA, fue su primer campeón y se coronó a falta de tres carreras para terminar la campaña.

Para entonces se supo que sustituiría a Marcus Ericsson en Sauber, equipo que pasaría a ser conocido como Alfa Romeo, pero con motor Ferrari, ahora, no sería piloto de desarrollo, sino titular.

Esa campaña hizo cosas asombrosas con un equipo por el que nadie daba mucho crédito y no sólo alcanzó a su compañero en puntos, sino que lo rebasó a pesar de los cinco años que tenía de experiencia en la máxima categoría y él, era debutante.

Si, como todos, tuvo que aprender a controlar la potencia del auto, el peso, el motor, los neumáticos. Pero se adaptó rápidamente para puntuar en siete carreras del campeonato mundial en 2018 y colocarse en 13er puesto por delante de otros con más experiencia como Pierre Gasly, Romain Grosjeán, Stoffel Van Doorne, Marcus Ericson, Lance Stroll, Brendon Hartley y Sergey Sirotkin.

Fue protegido e impulsado por Sergio Marccionne, quien encabezaba los rumbos de Ferrari y quien apenas encaminó los esfuerzos de los escarlatas para tenerlo en la escudería, pues ya no pudo verlo corriendo para ellos, porque falleció el 25 de julio de ese año.

Publicidad

Hoy, llama la atención por sus logros con Ferrari, pero era algo que ya se notaba por su manejo previo en Alfa Romeo, por su carrera en las categorías de desarrollo, por su aplomo y concentración y hasta por su carisma.

Un joven que sabe lo que quiere y su deseo es poder ganar, es andar rápido sobre las pistas y lograr el campeonato mundial, así como se coronó en todas esas categorías.

Hasta la 16a carrera de la temporada celebrada en Sochi, Rusia, tenía seis poles positions, las mismas que lograron de por vida Phil Hill, Emerson Fittipaldi, Jean Pierre Jabouille, Alan Jones, Carlos Reutemann y Ralf Schumacher, una más y empatará a Jacques Laffite, dos más y se pondrá a la altura de Jenson Button.

Hasta la 16a carrera dela temporada celebrada en Sochi, Rusia, tenía seis poles positions, las mismas que lograron de por vida Phil Hill, Emerson Fittipaldi, Jean Pierre Jabouille, Alan Jones, Carlos Reutemann y Ralf Schumacher, una más y empatará a Jacques Laffite, dos más y se pondrá a la altura de Jenson Button.

En el rubro de las victorias, ya logró dos. Aunque muchos dicen que deberían ser cuatro, si su compañero y el equipo no le hubieran fallado en su momento, pero a ojos vistas, eso vendrá pronto, pues si quiere alcanzar a alguien de los pilotos que actualmente compiten en el mundial es a Valtteri Bottas, quien tiene cinco carreras ganadas.

Los retos están ahí y Ferrari ha logrado avanzar, Sebastian Vettel y Charles Leclerc han cooperado para ello, pero quien más lo ha capitalizado es justamente el piloto monegasco.

Publicidad

Cuando Ferrari le pidió mantenerse atrás, Leclerc lo hizo y cumplió con las posiciones de puntos, cuando le permitieron estar adelante, volvió a cumplir.

Es justo lo que Ferrari necesita para seguir en competencia, al lado de un piloto cuatro veces campeón del mundo como Sebastian Vettel, pero eso si, Charles es parte de esa nueva generación que hoy se va haciendo de espacios si tomamos en cuenta al grupo como son, George Rusell, Max Verstappen Alex Albon, Pierre Gasly, Esteban Ocon, Lando Norris y los finados Jules Bianchi y Anthoine Hubert. Todos ellos corrieron juntos en una u otra competencia.

Esta es una generación que va a tomar por asalto la Fórmula Uno en un mediano plazo que ya es pronto, pues ’ya les toca’. Y sin querer, esta nueva camada de competidores es justamente lo que la máxima categoría y sus aficionados necesitan.