Charles Leclerc se convirtió en el presente y futuro de Ferrari

En su segundo año demostró su valía y batió en la pista a Sebastian Vettel.

logo

El regalo de navidad le llegó anticipado al piloto monegasco Charles Leclerc con su ampliación de contrato con Ferrari, cinco años con los italianos en un contrato que demuestra muchas cosas.

Antes que nada se triplicó el sueldo que ganó en su primer año vistiendo de rojo. Ahora, ganará 9 millones de euros por temporada, pero además, el anuncio anticipado deja claro que no quieren dejarlo ir, es más, lo están amarrando para que desarrolle el futuro de la escudería.

Esta situación no debe sentar bien a su compañero de equipo y cuatro veces campeón mundial con Red Bull, Sebastian Vettel que gana 35 millones por campaña y que éste 2020 verá el término de su acuerdo con Ferrari, a menos que decidan alargar su contrato.

Sergio Marchionne y Maurizio Arrivabene decidieron bien y atrajeron a Leclerc al equipo Sauber, donde utilizan los motores italianos y que llegó como protegido de los escarlatas para desarrollarse y aprender.

Publicidad

Su temporada debut lo hizo brillar y al año siguiente se anunció que sustituiría a Kimi Räikkönen con 21 años de edad y tras realizar su camino al ascenso como mandan los cánones, pasando por la Fórmula tres y la Fórmula dos de la FIA donde arrasó y en la última, se coronó.

Pero debutar como piloto de la escudería de Maranello no hizo sino descubrir sus habilidades, su carisma y de pronto, se convirtió en un referente.

Sebastian Vettel fue, como era de esperarse, el piloto número uno de Ferrari, por su experiencia, por sus títulos, por lo que prometía un alemán con un palmarés que podría buscar las glorias de Michael Schumacher, pero terminó detrás de Leclerc en el mundial.

Durante la temporada, Ferrari se disparó en el pie en varias ocasiones, ya fuera por la baja confiabilidad y rendimiento, así como por los errores que se cometieron en varias carreras y peor aún, los que Vettel aportó en el año.

Publicidad

Leclerc en cambio, logró siete pole positions y dos victorias, que pudieron ser más, si no se hubieran presentado algunos errores importantes que culminaron en el escándalo en el Gran Premio de Brasil, cuando su compañero de equipo no quiso aceptar que había sido superado por su joven compañero y ambos terminaron fuera.

A pesar de sus resultados, se llamó a sí mismo estúpido varias veces en la temporada, por los errores que no pudo evitar, pero tuvo la humildad de reconocerlos para aprender de ellos e impulsar su ya meteórica carrera.

Que Leclerc hoy tenga un acuerdo para continuar vestido de rojo hasta 2024 es un premio a su esfuerzo y que Vettel aún no tenga un contrato en la mesa, preocupa, pues no queda mucho más rango para equivocarse y el alemán ya demostró que ante la presión, suele sumar a las desgracias.

Pero el futuro próximo también está tocando la puerta, los cambios de reglas para el 2021, el ascenso de la carrera deportiva de Mick Schumacher y los vientos de cambio en la casa de Maranello dejan dudas de una continuidad sostenida de Sebastian Vettel.

Más aún, los resultados del segundo año del joven monegasco son espectaculares, más por lo que logró en comparación con un rival que le acompaña desde el kartismo, Max Verstappen.

El holandés llegó a una escudería mayor, su debut le llegó en Toro Rosso, pero en su primera carrera con Red Bull en España se encontró con el error de Hamilton y Rosberg para llevarse una victoria inesperada. Su segundo año, logró dos victorias, Malasia y México.

Las únicas posiciones de privilegio le llegaron en la presente temporada, en Hungría y Brasil, México no cuenta porque lo sancionaron.

En cambio, Charles Leclerc no logró mucho más que 39 puntos en Sauber, y en la temporada 2019, logró siente posiciones de privilegio por su calificación y dos victorias en autódromos especiales por su tradición, Bélgica y Monza.

Publicidad

Al final del año, la suma en el campeonato dejó las cosas muy claras en Ferrari sobre quien consiguió más y mejores resultados. Charles Leclerc fue cuarto detrás de Lewis Hamilton (413), Valtteri Bottas (326) y Max Verstappen (278) sumando 264 puntos a su causa lo que lo colocaron por delante de Sebastian Vettel que logró 260 para ser quinto de la tabla general de pilotos en el Mundial de la F1.

Hoy, parece muy claro que su experimentado compañero no tiene nada asegurado y el escándalo que alimentó el fuego que los medios habían iniciado por los errores de Vettel se avivó a flama desmedida en Brasil y que al final sólo reflejan que el cambio generacional es un protagonista no deseado para los más experimentados y pesará de aquí a que se oficialicen el resto de los contratos en la parrilla de la Fórmula Uno.