Andrea Dovizioso se llevó la victoria de Moto GP en Austria

El italiano pasó a Marc Márquez en la última curva para volver a ganar en Spielberg.

logo

Andrea Dovizioso vuelve a arrebatar la victoria a Marc Márquez en Austria y recorta en el campeonato al obtener su segunda victoria de la temporada y repite el robo de la bandera de cuadros en la misma pista que el año pasado, ante el mismo contendiente.

Arrancó en Austria la décimo primera carrera de la temporada en Moto GP, un mundial que domina el español Marc Márquez con seis victorias y cuatro segundos puestos y a pesar de grandes actuaciones en los entrenamientos y calificación, tuvo la sorpresa de los ataques de parte del italiano de Ducati que lo obligó a defenderse durante toda la competencia.

El piloto francés Fabio Quartararo se fue al liderato, pero nada le garantizó la permanencia su favor, hasta que llegó Dovizioso de atrás para atacar por la punta de la carrera, igual hizo Márquez y de ahí en adelante, hubo intercambio de posiciones de cabeza entre el italiano y el español.

Publicidad

Jack Miller, Pol Espargaró y Cal Crutchlow se habían caído para dejar la carrera y de pronto, se armó la fuga del grupo de parte de los de Honda y Ducati. Quartararo y Valentino Rossi colocados en tercero y cuarto no les dieron alcance y el dúo de cabeza estaba cada vez más lejos en cada vuelta.

Las últimas cinco vueltas fueron de lucha cercana, tanto que los toques pudieron mandar a cualquiera al suelo y terminar la carrera, hasta que la última vuelta fue la decisiva para ‘Dovi’, quien le metió la moto al español, en la curva previa a la recta principal de la que salió con mejor tracción y así se llevó la carrera.

La ventaja de Márquez en el campeonato está a su favor con 230 puntos, 58 por delante de Dovizioso y 94 de Danilo Petrucci. Alex Rins es cuarto en la tabla con 124 unidades y está por delante de Valentino Rossi, quien cierra el Top 5 con una diferencia de 21 puntos, cuando quedan ocho carreras para terminar el calendario oficial de 2019.

Publicidad

La siguiente competencia será en el mítico circuito de Silverstone, donde se espera que el nuevo asfalto funcione mejor que el del año pasado, cuando se tuvo que cancelar la carrera por encharcamientos causados por la lluvia.