En Chivas se adelantan los procesos de los juveniles

El Rebaño dejó de ser la base de las selecciones, Omar Esparza señaló que se apresuran etapas.

logo

Omar Esparza, quien fuera campeón con México en el Mundial Sub-17 Perú 2005, destacó que en Chivas varios juveniles recibieron pronto una oportunidad y el no respetar los procesos y etapas les perjudicó para un mayor crecimiento futbolístico que los llevara a destacar del resto.

Para la pasada justa mundialista femenil en Brasil 2019, fueron cuatro elementos de Chivas los que llamó Marco Antonio Ruiz. El portero Eduardo García, los defensas Gabriel Fregoso y José Antonio Ruiz, así como el delantero Luis Fernando Puente.

Omar Esparza indicó que después del título en Perú 2005, “en Chivas por esa euforia se adelantaron los procesos, después de ese campeonato era decir ‘ya está’ (un jugador) y a la Libertadores sí éramos puros jóvenes y después de ahí ya no traían gente de experiencia que te ayudaran. A mí me ayudaban siete seleccionados nacionales. Todos eran líderes en ese momento”.

Publicidad

Esparza indicó que tener a personas de jerarquía obliga a llevar ciertos procesos como jugador, además de generar respeto entre todos, pues como joven, siempre se respetaba y obedecía a los de mayor trayectoria, algo que hoy en día, pro el éxito prematuro, ya no existe.

“Luego el peso llega acá, adelantan los procesos y se pierde cierto respeto. Te lo tienes ganar en la cancha, pero por tener trayectoria… aprenderle a los grandes, lo que me decían yo lo hacía. En Chivas se perdió la distancia (generacional y de jerarquías)”.

1mx.jpg

El color de la final

1 / 14