El futbol de Corea del Sur y todo lo que se les puede envidiar

Sigue su evolución en su nivel futbolístico y no serán rival fácil para el Tri.

SAMUEL REYES
logo

El futbol de Corea del Sur, cuya selección se enfrentará al Tri del Tata Martino tiene mucho tiempo de jugarse en lo que a selecciones se refiere, pero una liga profesional muy joven ha evolucionado rápidamente para convertirse en una potencia en Asia y ayudar a crecer su nivel futbolístico a nivel mundial.

Te puede interesar: Son Heung-Min y sus recuerdos de México ante Corea del Sur.

Su máximo organismo se creó en 1933 y se afilió a la FIFA desde 1948 y empezó a jugar con su selección, curioso que fue ante México su primer partido oficial en los Juegos Olímpicos de Londres en 1948 y vencieron al Tri por un marcador de 5-3.

Hablar de su liga profesional es recordar su corta historia pues la actual K League salió a la luz como Super Liga de Corea en 1983 y desde entonces ha sufrido cambios, evolucionó en la búsqueda de la mejor organización deportiva que encajara en un modelo de negocio donde las grandes empresas nacionales apoyaban a uno u otro equipo; de ahí llegó la primera gran inyección de recursos para su mejora contínua.

Tuvo varios modelos de competencia, pero en nuestros días trata de enfocarse en la Premier League de Inglaterra, con un futbol físico, rápido y preciso.

Esta evolución en la visión de juego provoca que los jugadores busquen salir cada vez más frecuentemente al extranjero y ser parte de las academias internacionales de futbol europeo que ha provocado una explosión entre los jóvenes en la última década.

¿Cuántos sobreviven del Corea que 'clasificó' al Tri a Octavos del Mundial?

Los asiáticos en general buscan colocarse en esas academias, pero en particular los surcoreanos ocupan una mayoría que busca abrirse paso y jugar en el futbol europeo, esas academias son el primer filtro para saber si están aptos para manejar ese nivel de competencia.

En conjunción, la promoción llevó a que el futbol sea tan popular como el TaeKwon-Do o el beisbol, con más de un millón de practicantes, Corea del Sur tiene 100 clubes federados con más de 30 mil jugadores inscritos.

Esas academias más que entrenamientos y choques interescuadras, provocan muchos partidos amistosos en toda Europa y quienes se colocan, brillan por su velocidad y polivalencia, como el caso de Park Ji-Sung del Manchester United, o el adoptado mexicano Heung-Mung Son del Tottenham e incluso Kang-in Lee del Valencia en España.

A mayor competencia, el crecimiento también será mayor y en la actual Selección de Corea del Sur hay 12 jugadores que están colocados en el extranjero y de ellos hay tres en la Primera División de Alemania, dos en Catar, otro par en China y los demás se reparten en Inglaterra, España, Francia, Rusia y Arabia Saudita.

Son Heung-Min asegura que el Tri le ha causado "dolor" a Corea

Más allá de los jugadores ‘extranjeros’ en su selección, quienes juegan en la liga están acostumbrados a su competencia férrea y rápida en una competencia de sólo 12 equipos en una temporada de 22 jornadas de todos contra todos y al final los primeros seis juegan una ronda de campeonato donde se vuelven a enfrentar todos y el campeón se define a puntos.

Los dos mejores se ganan el boleto a la Champions League de la AFC. El tercero va a la ronda de clasificación de la Liga de Campeones de la Confederación Asiática de Futbol y los seis que quedaron vuelven a competir, ahora para definir quién desciende; por lo que cada equipo juega 27 partidos en total por temporada.

Finalmente resulta complicado pensar que, aunque la selección nacional de Corea del Sur sea desconocida por muchos, carezca del nivel competitivo que le imponga competencia al Tri de Gerardo Tata Martino.

Edgar Pacheco, mexicano que jugó en Corea del Sur, aconseja al Tri