Detienen el México ante Islandia por grito homofóbico

El árbitro paró dos minutos el encuentro cuando la afición lanzó el "Pu..." varias veces.

ÁLVARO CRUZ SANTIBÁÑEZ
logo
Install
Agréganos a tu pantalla de inicio para visitarnos más fácil y rápido

El árbitro del duelo entre México e Islandia detuvo el partido tras los constantes gritos de la afición mexicana que evocaban la palabra prohibida por la FIFA.

Dentro del reglamento se prohíbe cualquier tipo de discriminación, por lo que se ha instado desde hace años a que los aficionados tricolores no le griten al portero.

En múltiples ocasiones ha pagado multas la Federación Mexicana de Futbol debido al comportamiento inadecuado de los fans. Según las reglas, cuando el árbitro escuche por primera vez el grito homofóbico habrá un mensaje en el sonido local; detendrá el partido dos minutos a la segunda ocasión.

La tercera ocasión llevará a los equipos al vestidor durante cinco minutos para que la afición se prive de insultar. Si llegan a una cuarta vez, el silbante dará por terminado el juego.

México perdía 1-0 con Islandia desde la primera mitad y la gente se desesperó, sin embargo, algunos minutos después empató el ‘Chucky’ Lozano, lo que calmó los ánimos y el enojo.

¡Casi hacen un golazo! Henry rescata y Lainez manda un cañonazo